¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Fiat Palio 1.8R

                                                 Publicado en revista MEGA AUTOS, N° 62 - Octubre/Noviembre 2006

Prueba Fiat Palio 1.8R
Fiat Palio 1.8R
ORIGINAL DE FÁBRICA


Pocos usuarios saben que todo auto al cual se le realizan modificaciones pierde automáticamente la garantía de fábrica. Para conductores con espíritu deportivo Fiat pone a su disposición el Palio 1.8R, una versión con maquillaje e interiores tuneados y mayor potencia. Todo «original de fábrica».

Tan sanguínea ha sido desde siempre la relación entre Fiat y sus clientes, que muchos de ellos hasta se «bancaron» sus productos cuando el fabricante representante de la marca no se destacó por respetar la calidad.

El retorno de la propia Fiat con el lanzamiento del auto mundial fue la mejor decisión que pudo haber tomado y el suceso del Palio lo confirma. A medida que pasa el tiempo, su éxito se asemeja cada vez más a los que tuvieron como protago­nistas al «seiscientos» y al «milqui», modelos que compitieron con calificados productos por el podio de sus respectivos seg­mentos. Hoy, entre los productos de origen Mercosur, el Palio es un vehículo muy bien conceptuado por sus materiales, termina­ciones y calidad, tanto por los usuarios locales, como por aquellos mercados donde se lo exporta. Ahora, la versión 1.8R suma a la familia Palio una versión con caracterización deportiva.

Ya en fábrica, incorpora un tunning muy parecido a los difun­didos en Brasil que, guste o no, lo hacen atractivo a las miradas. Para este amante de los autos y a quien las poco más de seis dé­cadas de vida no lograron aplacar su espíritu deportivo, el fren­te es lo mejor logrado. A las líneas del nuevo Palio les queda muy bien el gris aluminio pulido en el marco de la grilla oscura, en cuyo centro sobresale el emblema de la marca; - probá estos juegos de carros - lo mismo su­cede con los faros principales de fondo negro. En la parte trase­ra se distingue el pequeño deflector ubicado en el remate del te­cho, el fumée en la base y un lateral de las nuevas ópticas trase­ras, la salida de escape cromada y la doble franja gris enmarca­da por la identificación del modelo y la versión 1.8R. Aunque so­bre gustos no hay nada escrito, hubiera sido suficiente con la más angosta superior.
Fiat Palio 1.8R
 Muy llamativa resultan las ploteadas en el lateral, con números negros y la letra roja resaltados por bordes blancos en el extremo posterior. En cambio se distingue el ubi­cado en el parante central, simulando la textura de fibra de car­bono, el bicolor de los retrovisores, las llantas de aleación de 14´ adornadas con cinco rayos dobles, calzando neumáticos más an­chos 185 con 2 milímetros menos de perfil.
Fiat Palio 1.8R

Fue grato comprobar el continuo mejoramiento en los interio­res de los productos Fiat y en el 1.8R se resaltan aún más por la combinación de diferentes tonos de gris, algunos metálicos y también algún inserto negro. Todo, en materiales de nivel desta­cado para el segmento, con buenas terminaciones y correctos empalmes. Los apliques de color aluminio en el pomo de la pa­lanca de cambios, freno de mano, marcos de los instrumentos de control y en la pedalera contribuyen a generar un ambiente deportivo. Aportan en el mismo sentido la costura roja de las co­berturas en la palanca de cambios y el freno de mano, así como en el tapizado de las butacas delanteras, en las cuales la franja central es de tejido panel de abeja, digno de los fanáticos de la limpieza a la hora de pasar la aspiradora. Los medidores de ve­locidad y rpm son circulares, semicirculares los correspondien­tes a la temperatura de motor y nivel de combustible, cuyos nú­meros y referencias blancas son señalados por agujas fluores­centes. En la base central del tablero se encuentra el display del completo ordenador de a bordo con doble opción, que permite monitorear dos tramos simultáneamente.
Fiat Palio 1.8R 
Las butacas con vestido deportivo son ligeramente rígidas, aun­que cómodas, con buena contención lateral. Si bien cuentan con regulaciones longitudinales y de respaldo y de altura el volante, la profundidad elegida para la pedalera permite alcanzar una correc­ta posición de conducción para conductores de altura mediana.

El espacio habitable no ha variado respecto de las otras ver­siones del Palio. Teniendo en cuenta sus dimensiones exteriores es un buen cuatro plazas, sin mayores problemas para ubicar a un quinto pasajero en la central trasera; de todas maneras quie­nes ocupen cualquiera de esos tres lugares experimentarán la ló­gica dificultad que presentan los autos de tres puertas.

Equipamiento
Faros antiniebla / Spoiler trasero
3a luz de stop / Lava limpia luneta
Espejos exteriores eléctricos
Levantacristales eléctricos delanteros
Asiento trasero rebatible
Cierre automático en rodaje
Cierre central de puertas
Sistema de prevención de incendios
Computadora de a bordo
Pedalera deportiva
Sistema de alarma / Fiat Code II
Airbags frontales (opc)
Cinturones inerciales delanteros/traseros
Radio AM/FM, CD, MP3
Aire acondicionado
 Teniendo en cuenta el segmento al que pertenece, el equipa­miento de confort es correcto. Está bien insonorizado, el equipo de audio con AM/FM, reproductor de CD y MP3 suena bien y la cantidad de parlantes para el volumen interior es suficiente. Los levantavidrios eléctricos son del tipo One-Touch y los retroviso­res exteriores también se regulan con mandos que se encuen­tran un tanto alejados. El climatizador, con múltiples y bien dis­tribuidos sopladores, resultó eficiente frente a los importantes cambios de temperatura que presentaron los días durante los cuales probamos este vehículo. Dada la importante asistencia electrónica en los diversos sistemas presentes en este modelo tales como el cierre automático de puertas, alarma y cierre cen­tralizado a distancia, temporizador de luz interna y apagado de faros, llama la atención no contar con levantavidrios eléctrico luego de retirar la llave de contacto, ni con aviso de cinturón de seguridad no abrochado.
Fiat Palio 1.8R
Bienvenidos en los componentes de seguridad la opción de los airbags frontales y ABS en los frenos. Debido a que por su tamaño es uno de los modelos más aptos como cinco plazas, es objetable el anclaje de dos puntos en el cinturón de la plaza central trasera.

Fiat Palio 1.8RPor el acotado tiempo de sesión del vehículo, no se pudo me­dir la potencia del motor en el banco de rodillos, anunciada por la fábrica en 110 CV a 5.600 rpm o sea 5 CV más a un régimen superior en 200 vueltas (9 CV más comparado con la medición realizada en la prueba de MegaAutos, edición 48, junio/julio 2004). Si bien en la evaluación de la performance es imposible hacer intervenir todas las variables, no se notó en los registros el incremento del informe oficial.
Fiat Palio 1.8R 
El valor de la velocidad máxima en promedio fue de 178,2 km/h, sin superar los 180 km/h en las pasadas. Sí resultó destacable el poder de reacción utilizando la marcha de caja adecua­da. Aunque el aumento en la banda de rodamiento ayuda, para medir la aceleración desde 0 es necesario hacer varias tiradas hasta coordinar acelerador, embrague en función de minimizar el patinamiento y régimen de paso de cambio. Después de va­rios intentos se pudo en pocos centésimos llegar a 100 km/h en menos de 10s0, no está mal para la necesidad de ser la 3a la mar­cha donde se alcanza esa velocidad, con selectora precisa, pero algo larga de recorrido.

Fiat Palio 1.8RLas tres primeras marchas son de relación corta y esto le pro­porciona un correcto poder de reacción en el circuito urbano. Se desplaza con agilidad y con menos de 10 m de diámetro de giro, por el tamaño general del vehículo es posible estacionarlo en lu­gares impensados. La suspensión se anuncia de valor más rígi­do, pero en general no mortifica el confort en el piso desparejo de las calles. Los 138 mm de distancia al piso obligan a ser cui­dadosos a la hora de enfrentarse con cunetas y moderadores de velocidad para evitar que toque abajo.

Fiat Palio 1.8RA las dos variables del reglaje de suspensión se le suma la nueva calibración de amortiguadores, todo apuntado a mejorar el comportamiento dinámico en función del uso con tendencia deportiva. Mucho no se nota, pero vale especialmente cuando se circula en la ruta a mediana y alta velocidad, donde además de ser estable, transmite esa sensación de seguridad propia de ve­hículos más grandes.

Fiat Palio 1.8RSintetizando, acentúa las características destacadas cuando se probó hace dos años el Palio HLX de esta generación. En esa opor­tunidad hubo que esmerarse para no bloquear en el examen de los frenos y sin dejar cuadrados los neumáticos se obtuvieron muy buenos registros. En esta oportunidad, el 1.8 R nos permitió conducir por primera vez un Palio con ABS; esto nos habilita para reiterar -ahora con más fundamentos- la sugerencia a quienes es­tén en condiciones de realizar la inversión, no dejar de incorporar este sistema que se ofrece como opcional. Parándonos sobre el pedal sin contemplaciones medimos valores de tiempo y distan­cia prácticamente iguales hasta 80 km/h, fueron mejores a mayor velocidad y en la reiteración de las pruebas no se observó fatiga.

Si bien la unidad de este ensayo superaba los 6.000 kilómetros rodados, contra 1.500 del HLX probado anteriormente y ello pue­de dar lugar a menor resistencia mecánica, fue grato comprobar una disminución aunque mínima, en el consumo de combusti­ble. Pero también pueden haber influído los doce milímetros me­nos de altura en el valor de la resistencia aerodinámica o algún retoque en la electrónica. De cualquier manera, bienvenido sea.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...