¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

BMW X5 3.0d Executive


Publicado en revista MEGA AUTOS, N° 52 - Febrero/Marzo 2005


Prueba BMW X5 3.0d Executive
Pruebta test BMW X5 3.0d Executive
 Cerca de  la perfección
 
Provisto de toda la artillería tecnológica, el BMW X5 3.0d posee todos los argumentos que confirman el contraataque de la marca bávara para alcanzar el liderazgo en los segmentos Premium donde interviene.

Cuando fue lanzado mundialmente en 1999, el BMW X5 -primer off road de la marca- se destacó por su figura, re­sultado de la difícil tarea que resultó alcanzar el equilibrio entre la altura requerida por este tipo de vehículos y la ne­cesidad de preservar la imagen de deportividad tradicional de la marca bávara.
La estética del nuevo modelo no presenta cambios impor­tantes, especialmente en el plano lateral y en el posterior, donde ahora los grupos ópticos están recubiertos por mate­rial transparente. En el frente, la renovación comprende nervaduras de capot más anchas y altas que llegan hasta la parrilla doble riñón con un poco más de superficie y barra­les negros cuando el motor es de 6 cilindros y titanio en los 8 en V. Cambió el diseño de las tomas de aire y se observan intermitentes más ovalados con nuevos anillos luminosos alrededor de los cuatro faros. El faldón delantero se incre­mentó, como así también las tomas de aire divididas en el centro.
Atras baul BMW X5 3.0d Executive
Baul abierto BMW X5 3.0d Executivebaul porton abierto BMW X5 3.0d ExecutiveEn el interior la calidad, las terminaciones, las uniones y un diseño sobrio y distinguido se amalgaman de tal manera que generan un espacio que se destaca por su armonía. Las butacas amplias, cómodas y prolijamente tapizadas son casi sillones de living, provistas de contenciones laterales muy eficientes que se destacan al circular fuera de ruta y en las curvas tomadas a velocidades importantes en el asfalto. Prácticamente no tiene limitaciones a la hora de buscar la posición de manejo por las múltiples regulaciones eléctri­cas; además cuenta con la posibilidad de memorizar las po­siciones en caso de alternarse los conductores. Salvo que se opte por las cotas más bajas, la visibilidad es buena en to­dos los planos. Con todos los asientos en función, la capacidad del maletero es normal, con la posibilidad de ampliarla al rebatir los asientos traseros.

El segmento al que pertenece y su precio permitían imagi­nar a priori el equipamiento de confort. Efectivamente, no se observaron faltantes y se destacó el comportamiento de algunos sistemas. La insonorización es propia de un sedán de lujo y no de un todoterreno; en el interior es casi impo­sible detectar la motorización diesel. Consecuencia de ello y por la acústica, el amplio habitáculo es casi una sala de mú­sica que permite disfrutar el completo equipo de audio cuando se viaja en ruta. El climatizador automático, inde­pendiente para cada plaza delantera, necesitó muy poco tiempo para alcanzar la temperatura programada en la volu­minosa cabina

Equipamiento
Interior BMW X5 3.0d ExecutiveFaros antiniebla / Faros Bi Xenon / Sensores de luz y lluvia Retrovisor int. antideslumbrante / Espejos ext. eléctricos
Techo panorámico
 Levantacristales eléctricos delanteros y traseros
 Volante multifunción regulable en altura y profundidad
Butacas delanteras eléctricas, conductor con memoria
Asientos traseros rebatibles
Airbags frontales, laterales y de cabeza
ITS Tapizado de cuero
Cinturones inerciales delanteros y traseros
Cierre central de puertas c/mando a dist. y en movimiento
Sistema de alarma Computadora / Control de velocidad crucero Radio AM/FM, con cambiador de CDs frontal Sistema Hi-Fi de 10 parlantes Climatizador automático
Red de separación del maletero

A los sistemas de seguridad destacados en su antecesor, ahora se agrega el sistema inteligente de tracción integral, el control de estabilidad del remolque y como opcional los fa­ros bi-xenon con dirección de desplazamiento. El alto nivel de tecnología aplicada le permitieron ser el primer todo te­rreno de gran tamaño en alcanzar la calificación de 5 estre­llas en las pruebas de EuroNCAP. La rigidez y exigencias de este examen con reconocimiento mundial nos exime de des­cribir los componentes con que cuenta la unidad.

Test BMW X5 3.0d ExecutiveAunque en las escasas autovías de la ciudad de Buenos Ai­res es un vehículo que se disfruta, no resulta ideal para el tránsito de calles y avenidas. A favor se encuentra la caja au­tomática de seis marchas, la fuerza del motor en amplia ga­ma de régimen y la dirección correctamente asistida y pre­cisa, mientras que conspiran el volumen del vehículo y su actitud agresiva que genera la envidia en muchos conducto­res. Llevado a la ruta se comporta como «pez en el agua», para ser más precisos «como X5 en el asfalto». Son muy po­cos los vehículos off road capaces de transmitir seguridad y tener comportamiento estable a más de 150 km/h como su­cede con el X5 y menos aún en los que superan los 200 km/h de velocidad máxima como se midió en este modelo. Esto se debe a la tracción integral, el bajo centro de grave­dad resuelto con un cardan delantero movido a cadena y eje de mando central a través del cárter para los semiejes de igual longitud, la transmisión de potencia proporcional en los ejes con diferencial epicicloidal y el agregado del xDrive, sistema del que nos ocuparemos más adelante en un apartado. Esto se traduce en un comportamiento similar al de una berlina grande en viajes largos, pero con la capacidad interior y seguridad de los utilitarios deportivos que permi­ten aventurarse más allá del asfalto. Otro aspecto a destacar es la progresividad de la fuerza necesaria para accionar el vo­lante de dirección en la medida que se incrementa la velo­cidad, generando la sensibilidad necesaria para conducir sin sorpresas semejante volumen a velocidades importantes.

Frente trompa BMW X5 3.0d Executive
El ensayo fuera de ruta lejos estuvo de ser extremo aunque el agregado de la tracción inteligente en los ejes y el control de estabilidad trabajando en conjunto, permiten suponer un comportamiento aún mejor que el del anterior X5. En la prueba publicada en la edición 27 de MegaAutos, Eduar­do Babicolla, experto en vehículos todo terreno sintetizó su opinión: «Podemos afirmar que aunque no se trate de un todo terreno extremo, posee la habilidad de enfrentar obstá­culos medianamente complejos con inmejorable desempeño y confiabilidad.»

Si bien no es mucha la información recibida respecto de las mejoras incorporadas en este nuevo diesel 3.0 litros de seis cilindros en línea, sí hemos comprobado el rendimiento del par motor de casi 51 kgm en una amplia gama de régimen y cuánto lo aprovecha la caja automática con seis relaciones de marcha. La inyección directa incorpora el common rail de segunda generación con presiones superiores a 1.200 Bar, mejorando el rendimiento de la combustión y disminuyen­do la emisión de gases nocivos. Los 218 CV homologados como potencia máxima superan en 34 a los del anterior, con el torque destacado rinden muy parecido a la motorización de nafta 8 en V 4,4 litros de las primeras X5.

SISTEMA DE TRANSMISIÓN
Transmision sistema xdrive BMW X5 3.0d ExecutiveLa tracción integral de los modelos BMW X3 y X5, fue heredada del desarrollo realizado para el Serie 5 de tracción integral lanzado al mercado a mediados de la década del '90. Entre las particularidades a destacar se encuentra el eje repartidor de tracción atravesando por un orificio cerrado el cárter del motor de fundición inyectada. En los extremos están montados los semiejes delanteros de igual longitud y ángulo de trabajo. Esto permite mejorar la estabilidad en aceleración, el radio de giro de la dirección y bajar el motor para reducir la altura del centro de gravedad. En esto también influye el cardán delantero montado paralelo en el lado izquierdo del motor accionado por cadena. Razones fundamentales para el comportamiento dinámico del X5 cuando se desplaza a gran velocidad.

El corazón del xDrive lo constituye un acople de discos múltiples inteligente entre el distribuidor epicicloidal en el sector del solar con el cardán delantero. Este embrague de accionamiento electromagnético regula la transmisión de torque -fuerza- al eje delantero según sea necesario y en pocas milésimas de segundo. Aprovecha la influencia en la dirección durante el tránsito en curva de la deformación del neumático en el parche de contacto con el piso que técnicamente se denomina deriva.

Alta baja xdrive BMW X5 3.0d ExecutiveSi usted es usuario de un automóvil con tracción delantera habrá experimentado la tendencia subvirante, que significa que se va de trompa, cuando se transita una curva acelerando y que desaparece al reducir la presión sobre el pedal de acelerador o dejarlo de accionar. Algo parecido sucede en los autos con tracción trasera aunque ahora la deriva es en los neumáticos posteriores y acelerando en curva la actitud es sobrevirante, o sea que se va de cola, porque las ruedas se oponen a virar.

Múltiples sensores direccionales informan a la computadora la posición del volante y la línea de desplazamiento del vehículo. Si el auto tiene tendencia subvirante, el procesador actúa sobre el acople de los discos múltiples disminuyendo la potencia transmitida por la ruedas delanteras y se estabiliza la marcha, equivalente a levantar o moderar la presión en el pedal de acelerador de un auto con tracción delantera. Si los sensores detectan sobreviraje, o sea que se va de cola, el procesador ordena al acople de discos múltiples incrementar la potencia transmitida por las ruedas delanteras disminuyendo esa exigencia en las traseras haciendo menor en ellas la deriva y el coche recupera la estabilidad.

Por la velocidad a que todo esto sucede, el conductor prácticamente no se da cuenta de la situación. La potencia transmitida por el eje delantero, variable en este control de estabilidad, la determina la intensidad del acople multidisco controlado electrónicamente.

Ficha tecnica BMW X5 3.0d ExecutiveLa velocidad máxima midió ligeramente por encima de su antecesor, no se llegó a los registros de aceleración de la mis­ma referencia -tampoco a los homologados-; aunque es ló­gico pues los diesel son menos elásticos al acelerar, alcanza los 100 km/h pasando tres cambios a un régimen muy apro­ximado al corte donde la potencia disminuye y porque pesa casi 100 kg más que el modelo de la comparación. Aunque los sistemas al servicio de la seguridad dinámica disminu­yen la importancia del freno motor, la utilización de éste es limitada. Sucede que al llegar al régimen de cambio, aun­que esté conectada la selectora secuencial, pasa automática­mente a la marcha inmediata superior y aumenta la veloci­dad de desplazamiento.

Era de esperar la eficiencia del sistema de frenos por la tec­nología aplicada al servicio de los mismos, el beneficio de la tracción integral en esa función y el ancho de la banda de rodamiento. Pertenece este modelo al «selecto club» de los que se detienen desde 160 km/h en menos de 95 metros. Aún así el pedal nos pareció algo esponjoso y se estuvo por encima de las distancias medidas en el anterior X5. Esta vez la relación mayor potencia/mayor consumo fue neutralizada por la mejora en el rendimiento resultante del common rail de segunda generación, por la electrónica de la inyección y la tecnología al servicio del turbo progresivo. Aunque a la hora de decidir la compra de un vehículo de estas caracterís­ticas, el consumo no sea la variable principal, se puede con­cluir que es muy económico.

Para quienes sufrimos frente a las exigencias extremas a las que son sometidos los todo terreno para su evaluación, la impresión realizada en el BMW X5 nos permite afirmar que es un vehículo capaz de encarar airosamente fuera de ruta todo lo que se atrevan usuarios con pretensiones de aventuras normales, pero con prestaciones similares a la de una berlina de alta gama cuando se circula sobre asfalto.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...