¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Peugeot 206 XT Premium HDi

 Publicado en revista MEGA AUTOS, N°61 - Agosto/Septiembre 2006


Impresión de manejo: Peugeot 206 HDi
Peugeot 206 HDI Premium XT HDI
Déjá vu
 
Gracias a la recuperación del mercado nacional, Peugeot relanza la versión HDi del 206, la más potente del modelo y de la categoría.

Luego de varios años de su presentación en el mercado nacio­nal y pese al surgimiento de nuevos y sabrosos competidores, el Peugeot 206 continúa ostentando su puesto de objeto de deseo dentro de su segmento. Sin embargo, desde la debacle econó­mica de fines de 2001, su carrocería deportiva y alto posicionamiento debieron abandonar al motor turbodiesel 2.0 tan poten­te como tecnológicamente avanzado. Frente a la recuperación del mercado y gracias a las inversiones de PSA Peugeot Citroen en el país destinadas en parte a nacionalizar este motor HDi, el 206 vuelve a ofrecer la versión con sistema common rail y turbo que ostenta 90 caballos.
frente Peugeot 206 HDI Premium XT HDISi bien este impulsor fuera uno de los pocos puntos criticados en el 307 HDi por faltarle algo de potencia, su caballería luce más dentro del 206, cuyo lastre es alrededor de 150 kilos inferior. La contracara se encuentra en la menor cantidad de material aislan­te que apenas encendido el motor no logra ocultar tan efectiva­mente su carácter diesel. Tanto las vibraciones como el ruido comienzan a disolverse a medida que calienta los músculos, de­mostrando que no en vano cuenta con sistema common rail. Volviendo al tema del peso, esta diferencia se percibe a partir de las 1.500 rpm, cuando el motor empieza a exhibir empuje. Por enci­ma de este nivel y profundizando en el tratamiento del acelera­dor el progreso será muy veloz, permitiendo desmarcarse de ca­si cualquier oponente del ajetreado tránsito citadino. Hay que aclarar que en esta vehemente modalidad el indicador de consu­mo promedio de la computadora de a bordo nunca logró bajar los 9 litros cada 100 km/h. Sin embargo, si solo se decide sacar el jugo de los 20.5 kgm de torque cuando es necesario, esta ci­fra descenderá a valores más similares a los 6.6 L/100 km decla­rados por el fabricante.

El 206 HDi se ofrece como tope de gama diesel y esto se per­cibe inmediatamente, tanto en su equipamiento super completo, como en algunos detalles, como el volante forrado en cuero, de diseño deportivo y buen tacto. Lamentablemente se encuentra algo alejado del torso del conductor, obligando a conducir con los brazos muy estirados o el respaldo demasiado recto. La pa­lanca de cambios se encuentra algo retrasada, por lo que es co­mún golpear la tulipa del asiento con el codo cuando se inserta la segunda. Por su parte, y gracias a su contorno bien esculpido, las butacas proveen buena comodidad y sujeción lateral. 
Prueba Peugeot 206 HDI Premium XT HDI
Se destaca también su tapizado, especialmente en la zona central que cuenta con una suerte de enrejado. A excepción de los coman­dos para las ventanillas eléctricas alojados en el entorno del fre­no de mano, o sea lejos del alcance de la vista y de la mano, el resto del nutrido equipamiento se puede operar fácilmente, especialmente el estéreo, que cuenta con comando satelital y cli­matizador automático. Las balizas y el cierre central también quedan algo lejos, pero este último no necesita ser alcanzado porque puede ser activado desde el «seguro» del conductor o automáticamente apenas iniciado el rodado. Rematan el desplie­gue de confort el techo de cristal de tamaño panorámico y el encendido de luces y limpiaparabrisas automático.

Al no contar con ninguna moldura de otro color, la escena in­terior parece preparada para el Teatro Negro de Praga. Solo se perciben una o dos chispas en simil metal como en las manijas de apertura de puertas. Los materiales corresponden a la calidad general del segmento y ante empedrados en mal estado (aclara­ción algo redundante) se siente la presencia de algún «grillito». Debido a los parantes delanteros lanzados y gruesos, típicos de los vehículos modernos, la visibilidad hacia las diagonales de­lanteras se encuentra parcialmente eclipsada. Algo similar suce­de en sus antípodas, donde el pilar trasero triangular que tanto agrada en el diseño exterior reduce el panorama. Los espejos la­terales son algo pequeños, pero con una posición de manejo al­go elevada y las escasas dimensiones del modelo no hace falta mucho más para desenvolverse con soltura en la ciudad.

Prueba Peugeot 206 HDI Premium XT HDI
Conducir el 206 resulta un deleite; a la enérgica respuesta del 2.0 HDi hay que sumarle un chasis muy bien balanceado entre confort y dinámica. Las llantas de aleación de 14" podrían contar con una pulgada más de diámetro, pero teniendo en cuenta la to­pografía local esta medida es correcta, permitiendo que el perfil medio-alto del caucho ayude al trabajo de las suspensiones. Estas se sienten algo rígidas, pero logran disimular con soltura los des­manes del asfalto, solo quejándose un poco el tren trasero por el esfuerzo. Ante todo tipo de curvas el agarre es bueno, apoyado en neumáticos anchos que necesitan altas provocaciones para ven­cer su sólida unión con el asfalto. La dirección demuestra poca asistencia y pareciera algo desmultiplicada, pero resulta altamen­te precisa, algo que se repite en el pedal de freno de buen tacto y recorrido que comanda cuatro discos y ABS. De esta manera, al confortable andar por la ciudad se le suma un impecable compor­tamiento en ruta, donde la aguja del velocímetro puede realizar una incursión en las altas esferas sin que esto afecte en lo más mí­nimo el aplomo en recta. Si se decide imprimir un ritmo veloz pe­ro mucho más racional, el conductor será gratificado por medio de la pantalla del ordenador que informará un consumo realmen­te bajo, justificando una vez más la compra de este 206 HDi.
Ficha técnica Peugeot 206 HDI Premium XT HDI

Equipamiento
Techo corredizo eléctrico / 3a luz de stop / Lava limpia luneta
Faros antiniebla delanteros y traseros
Regulación eléctrica de espejos exteriores
Sensor de lluvia y luz / Airbags frontales
Butacas deportivas, conductor regulable en altura
Volante forrado en cuero regulable en altura
Asiento trasero rebatible
Cinturones inerciales delanteros/traseros
Levantacristales delanteros eléctricos
Computadora
Cierre central c/mando a distancia y autom. en rodaje
Radio AM/FM con CD y comando al volante / 4 parlantes Climatizador automático
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...