¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Renault Logan 1.6 Luxe

                                                                                 Publicado en Revista A Todo Motor, N°119 - Junio 2007

Prueba Renault Logan 1.6 Luxe
prueba test Renault Logan Luxe 1.6
Va a dar que hablar

Tiene un diseño raro que provoca comentarios extremos, en todo sentido, y su tamaño es tan llamativo que es el más cómodo y espacioso del segmento. Señoras y señores, con ustedes el auto más polémico del mercado.


Cuánto se habló del Logan en los últimos años! Fue un proyecto clave para Renault cuando adquirió la marca Dacia y fue el vehículo destinado a ser el que le diera volumen de producción masivo a la casa francesa. Con una versión original producida en Rumania, es un vehículo pensado para ser la entrada de gama a la marca, costando menos de 10 mil euros en el Viejo Continente. Cuánto se hablará del Logan en los próximos años! El proyecto en el Mercosur le fue asignado a Brasil, y para esta región se le ha dado un enfo­que distinto. Utilizando la misma matricería que en Rumania, se lo ubicará por encima de la fami­lia , dotándolo de un completísimo equipa­miento de seguridad y confort.

baul Renault Logan Luxe 1.6
 Entonces surge la dicotomía con la que tendrá que cargar este auto durante toda su vida: su aspecto es de producto económico, simple y hasta sin gracia. No obstante, tiene el rendimien­to y las prestaciones del mejor de los medianos. Si analizamos el diseño, vamos a tener que empe­zar criticándolo. Se puede resumir dibujando dos rectángulos, uno encima de otro (el primero hasta la línea de cintura y otro desde allí hasta el techo). Es simple y filoso, con una alarmante altura del habitá­culo (el techo se eleva a 1.575 mm del piso). Ni la trompa ni la cola se emparentan con ningún otro producto de la marca, mostrándonos que es un proyecto independiente en cuanto al diseño. No obstante, utiliza la misma plataforma de construc­ción que el Nissan Miera y que el Renault Modus. La parte trasera termina abruptamente, con un baúl que es muy alto, no desentonando con el techo. Esto lo convierte en un vehículo muy cómodo, pero provoca que la vista de tres cuar­tos trasera no sea la más estética.

 Semipiso con balcón
interior Renault Logan Luxe 1.6
El interior es gigante. El ingreso en el habitáculo es una maniobra muy simple, tanto hacia las plazas delanteras como a las posteriores. Sentados en cualquier butaca, destacablemente anchas y con­fortables, estaremos siempre lejos del techo, a menos que usted sea un jugador de la NBA.

La posición de manejo se puede lograr cómoda­mente, con una amplia regulación de la altura de la butaca, a la vez que podemos configurar la posición del volante. Tiene mucho vidrio, por lo que la visibilidad no es una dificultad, aunque está un poco comprometida hacia atrás, ya que, como ya destacamos, el baúl es realmente alto. El equipamiento de confort es completo. Es aquí donde notamos que se han agregado elementos que originalmente no estaban pensados para este auto, como el regulador eléctrico de los espejos retrovisores, que debió ser ubicado por debajo del freno de mano.
puerta revista Renault Logan Luxe 1.6 
El equipo de audio, con lector de CD, no se desta­cará por ser el más moderno del mercado, pero no podemos quejarnos de su funcionamiento. Sí pode­mos hacerlo respecto de la ausencia de manijas interiores convencionales para las puertas, las que han sido reemplazadas por un hueco en el plástico interno, lo que hace difícil su utilización.

interior atras plazas traseras Renault Logan Luxe 1.6El tablero, si bien también nos muestra un diseño poco moderno, contiene una muy precisa computa­dora de a bordo, con funciones muy completas.

La parte posterior del Logan es sencillamente gigante, disponiendo de 185 milímetros de luz entre el banco y el respaldo de las butacas delanteras. La distancia con el techo también es apreciable, transformándolo en un auto cómodo para viajar.

El baúl es impresionantemente grande, llegando a albergar hasta 510 litros de lo que a usted se le ocurra. Claramente su llamativa altura lo ayuda mucho a lograr este valor.

Prestaciones conocidas
cola baul atras Renault Logan Luxe 1.6Las motorizaciones del Logan son las mismas que las de la familia Clio, utilizando el 1.6 de 16 válvulas, que en este caso cuenta con 105 CV de poten­cia; son cinco caballos menos, perdidos en la adap­tación al modelo. Lo pusimos en marcha y empeza­mos probándolo en el andar en ciudad.

Un gran despeje, una suspensión más bien blanda y unas cubiertas con un talón llamativamente alto (185/65 R15) redundan en un andar muy conforta­ble en cualquier tipo de camino. Al pasar un lomo de burro notaremos que se queda "rebotando" un ins­tante, pero el paso por este tipo de anomalías de nuestras calles es realmente suave.

frente trompa Renault Logan Luxe 1.6El motor se muestra ágil, aunque se nota un poquito más contenido que lo que le conocemos a éste 1.6 que también es usado incluso en el Mégane II. El consumo obtenido en dicha situación es notable, llegando a realizar 10,9 km/l. La dirección tiene un grado de asistencia muy correcta, permitiéndonos maniobrar cómoda­mente pero sin ser excesivamente suave.

 El des­peje, que señalamos que era importante, nos mantiene a resguardo de cunetas y badenes, haciendo casi imposible que toquemos el piso. Salimos a la ruta y empezamos a probar otra de las condiciones a las que seguramente será sometido este auto que, al ser un vehículo netamente familiar y espacioso, es una buena opción para llevar de vacaciones. El diseño de la carrocería no está pensado para lograr un buen coeficiente aerodinámico, y esto lo sufriremos con el viento. El parabrisas está ubica­do en un ángulo muy vertical, parando realmente la brisa y transmitiendo ese sonido al interior. La configuración blanda de la suspensión y la mencionada altura del vehículo no llegan a tor­narlo muy inestable en la ruta, pero la sensa­ción que genera requiere que tomemos debidas precauciones.

Económico y seguro
tablero Renault Logan Luxe 1.6Las relaciones de caja son cortas, por la escasa cilindrada, y el motor trabaja siempre cargado en vueltas. Su torque máximo lo encuentra a las 3.750 r.p.m., por lo que estaremos constante­mente en torno a ese régimen.

El eficiente impulsor Renault nos asombró, en cuanto a su bajo consumo, también en la ruta. A 100 km/h llega a recorrer 13,6 km/l, mientras que son 11,2 los que cubre cuando aceleramos a 130 km/h. En esa condición, con un tanque de combus­tible lleno, de 50 litros de capacidad, podremos cubrir cómodamente 500 kilómetros sin repostar. La elasticidad es aceptable, aunque notamos que pierde un poco con relación al Clio, el pro­ducto de la marca más cercano que tenemos para compararlo. La aceleración de 0 a 100 km/h la desarrolla en 13 segundos exactos, y llega a una velocidad máxima de 172 km/h, exactamen­te 10 menos que su hermano menor.

motor Renault Logan Luxe 1.6Probando la capacidad de frenado, quedamos sorprendidos por las cortas distancias que logra­mos y por la perfecta línea recta que describe el auto hasta detenerse. Cuenta con asistencia de ABS en la versión Luxe que nos tocó probar y con unas generosas cubiertas que lo ayudan a agarrarse bien al piso.

Finalmente, hicimos una breve incursión por la tierra para probarlo un poco más al límite. Nos sorprendió gratamente el escaso nivel de ruido en el habitáculo, ante las imperfecciones del suelo, y cómo se las arregló para ser bastante estable doblando exigido.

El "antimarketing"
Repetimos: ¡Cuánto se va a hablar del Logan en los próximos años! Es un producto que llega para reemplazar al Clio tricuerpo en el futuro, quedando entre esa familia y la del MéganeII. Le contamos un secreto, ahora que la gente de Renault no escucha: entre Logan y Mégane II va a haber otro auto más, que será fabricado en la Argentina. Por esta razón no habrá, por ejemplo, un Logan bicuerpo.

El Logan es un auto extraño, porque su diseño fue pensado para ser económico, basado en matrices simples que dieron lugar a líneas cha­tas, lisas y carentes de gracia. La cola es real­mente criticable. El interior también tiene algunos vestigios de este diseño económico, como la mencionada ausencia de manijas, la forma del tablero o la ubicación de algunos elementos.

Renault Logan Luxe 1.6Esa es la parte floja del Logan que, al revés de lo que ocurre generalmente, está en el diseño, en lo primero que se ve, en lo que atrae de un auto. Habitualmente todos son lindos de afuera, llamativos, pero luego suelen terminar defrau­dándonos después. El Logan lo empezará "defraudando", pero lo terminará convenciendo. El equipamiento de confort y seguridad es real­mente completo. El espacio interior es la clave de este producto. El habitáculo es muy alto y muy ancho y las butacas, cómodas. Además, el baúl es casi más grande que el de todos los autos medianos del mercado argentino.

ficha tecnica, motor, consumo, potencia, precio, Renault Logan Luxe 1.6Pero para llegar a darnos cuenta de todo esto, pri­mero nos tendrá que agradar el diseño. Será tarea de los vendedores de Renault hacer que los posi­bles clientes se sienten en el auto para apreciar sus bondades, ya que no lo van a comprar sólo por su aspecto. Es claramente un producto contrario a los designios del marketing, para el que es más importante aparentar que ser. Los precios oscilan entre 42.950 y 52.950 pesos, con las bonificaciones de lanzamiento. La ver­sión que nosotros probamos cuesta, en un prin­cipio, $ 47.700, aunque su valor de lista es de 48.700 pesos.

Este es el Logan, señores, el auto del que todos los que estamos en este medio nos la pasamos hablando desde hace mucho tiempo, y del que el resto de los argentinos, de acá en adelante, tanto va a comentar.   

Volver al HOME             

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...