¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Renault Scénic 2.0 Privilegie Automática

                                                                                       Publicado en Revista Auto Test, N°165 - Julio 2004
 
Prueba Renault Scénic 2.0 Privilegie Automática
test prueba Renault Scénic 2.0 Privilegie
Siempre Pionera
 
 La precursora entre los monovolúmenes medianos, vuelve a adelantarse. Esta vez en el apartado de las cajas automáticas, que tienen muy buena aceptación en Brasil y tímidamente llegan al país. Mantiene el motor de 140 CV y sus atributos de habitabilidad.


frente parrilla Renault Scénic 2.0 Privilegie

El mercado automotor brasileño y el de nuestro país se han prácticamente mimetizado en una oferta conjunta. Los productos más exitosos se repiten y las es­trategias son similares, aunque haya idiosincrasias disímiles.

Una de las diferencias es el caudal de auto­móviles que diariamente circula por las gran­des ciudades. Los atascos en San Pablo o Rio de Janeiro son moneda corriente y enton­ces las terminales brasileñas han ido, poco a poco, incluyendo la opción de la caja automá­tica entre sus modelos. En el segmento espe­cífico de los monovolúmenes medianos, los tres exponentes más importantes (Scénic, Za­fira y Picasso) ya la ofrecen. Rápida de movi­mientos, Renault es la primera de las tres en in­corporar esta opción en el mercado nacional.

Caja y cuero
Caja automatica Renault Scénic 2.0 Privilegiebaul Renault Scénic 2.0 PrivilegieEl cambio fundamental y casi el único de im­portancia es la llegada de la mencionada ca­ja automática. Se trata de una transmisión al­go desactualizada, de sólo tres relaciones con sobre marcha, que se desconecta con el botón "over drive off". No le pida opción ma­nual ni quinta marcha. El salto entre cambios es suave pero las relaciones son largas. Los consumos son siempre superiores en cualquier tipo de utilización con respecto a la manual, en tanto la aceleración es menor a los 12 segun­dos en la prueba de 0 a 100 km/h, mientras que las recuperaciones son algo mejores debido a que la caja retrocede marchas en busca de un mejor torque.

En la ciudad, cuando el tránsito abunda, la au­sencia de embrague se convierte en el compa­ñero ideal. Al salir a la ruta, se goza de una con­ducción relajada, siempre teniendo en cuenta el perfil familiar del cliente de una Scénic.

interior Renault Scénic 2.0 PrivilegieEntre las opciones que brinda está el mencio­nado "over drive" (sobremarcha) que se activa mediante un botón en el selector y la opción "nieve" que pasa cambios a regímenes bajos pa­ra evitar patinamientos en la tracción al circular sobre pisos de baja adherencia. 

detalles accesorios Renault Scénic 2.0 PrivilegieEntre los otros cambios en este modelos se de­be mencionar el tapizado de cuero (también presente en las contrapuertas), que le agrega un toque de distinción exclusivo a esta versión automática, ya que la homónima manual no lo cuen­ta entre sus opcionales.

El instrumental ofrece una completa computa­dora de a bordo y en esta versión la lectura de la marcha elegida. Además, entre las butacas delanteras, se incorpora un cómodo apoyabrazos regulable.

Lo de siempre
motor llanta tablero interior Renault Scénic 2.0 PrivilegieLo que no cambia en esta Scénic es el diseño ex­terior e interior ni la motorización. En cuanto a sus lí­neas, si bien van quedando algo antiguas y en Euro­pa ya se conoce desde hace algún tiempo la nueva generación, la Scénic sigue teniendo su encanto. Las nuevas llantas y la sutil adopción de una nueva combinación de colores entre la pintura y molduras re­frescan parcialmente su imagen. Por dentro sigue to­do igual, incluso a cuando fue estrenada en 1998. Mantiene algunos vicios como una posición de ma­nejo conflictiva ya que la pedalera está cercana y el volante ubicado en una posición demasiado inclina­da. Se viaja alto aunque la butaca se baje, pero una vez acostumbrados, prima la comodidad. En las pla­zas traseras son tres las butacas (algo justas a lo ancho), que independientemente pueden rebatirse o quitarse para ampliar el buen espacio de carga.
interior tablero Renault Scénic 2.0 Privilegie
El motor es el conocido 2.0 de 140 CV y excelentes condiciones prestacionales, aunque algo limitado por la adopción de esta caja y con una rumorosidad al­ta. El impecable andar rutero tampoco muestra dife­rencias con una tenida que hace segura la entrada en cualquier tipo de curva. Los frenos también res­pondieron bien, con distancias cortas, una bue­na dosificación y un ABS que entre en el momen­to justo en acción.

ficha tecninca motor suspension consumo Renault Scénic 2.0 PrivilegieEl equipamiento, sin cambios, empieza a mos­trar faltantes con respecto a la competencia te­niendo en cuenta que estamos ante una ver­sión full que trepa por encima de los 60.000 pe­sos. El techo corredizo, el climatizador o los air- bags laterales no forman parte de la oferta. Sí trae pack eléctrico, doble airbag, CD con comando satelital y apertura a distancia, entre otros.

Precio comparativo
lo mejor lo peor Renault Scénic 2.0 PrivilegieEsta Scénic automática cuesta 60.200 pesos. Es difícil clasificarla porque ninguno de sus riva­les ofrece esta transmisión y quien la valore por sobre otros aspectos, tendrá por ahora, que inclinarse forzosamente por el producto del rombo. La Privilége manual ($ 54.300) está algo más barata que la Picasso o la Zafira, pero sin clima­tizador ni tapizados de cuero. La garantía, como casi todos los modelos Mercosur, limitada a un año, en este caso sin límite de kilometraje.








Volver al HOME

1 comentario:

Anónimo dijo...

Este auto tiene una plataforma muy parecida a un Chevrolet Meriva,aunque no se puedan comparar,pero como quisiera que se vuelvan a fabricar!!...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...