¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Nissan Murano 3.5 V6 CVT

                                                                                Publicado en Revista Parabrisas, N°373 - Noviembre 2009 
Prueba Nissan Murano 3.5 V6 CVT
test, prueba reviewnissan murano
El diseño también es calidad.



TEST. Con estilo llamativo y especial cuidado de materiales y terminaciones, la segunda generación del SUV japonés llega al país en una única versión naftera de 260CV, tracción inteligente y caja automática. Cómodo y espacioso, pero con equipamiento incompleto.

La clave es el diseño. Del mismo modo que el resto de los segmentos, en el universo de los SUV de gran porte, la estética juega un papel fundamental. En ese espacio poblado por modelos de gran calidad, dotados de motores eficaces y equipamiento de primer nivel, es necesario diferenciarse claramente del resto, proponiendo un estilo propio, inconfundible. Esa es la carta de presentación del Nissan Murano, un modelo que llega a la Argenti­na con los representantes de la segunda generación (la primera, data de 2003), importados de Japón.

vista atras nissan murano 
Pero no es sólo un diseño atractivo. El Murano redondea un producto de gran calidad, dotado de un nivel de equipamiento que, aunque incorpora unan gran cantidad de elementos, es incompleto para un vehículo de 63.000 dólares. Este nuevo Nissan tendrá una dura con­tienda para buscar su lugar en el mercado local. Deberá enfrentar a modelos de la misma calidad, similar equipamiento y la misma garantía.

Diseño (4 estrellas)
perfil nissan murano Un buen diseño vale más que mil palabras, podríamos decir. Y en tal sentido, alcanza con observar el estilo de la carrocería del Murano. Se trata de un dibujo que ha logra­do conservar su toque de modernidad, (a pesar que ya tiene seis años a cuestas), gracias al trazo de las ventanillas que van formando un curioso paralelogramo elíptico cuyas líneas viajan paralelas a las de los parantes, el techo y la cintura. La del pilar D avanza hacia arriba para buscar continuidad en el pequeño alerón incorporado en la parte superior portón. Cabe destacar que para esta segunda ge­neración se han definido cambios estéticos, especialmente apli­cados en las ópticas. Esa carrocería, de corte imponen­te, (mide 4,84 m de largo, 1,88 m de ancho y 1,73 de alto), responde muy bien frente al viento, generando un bajo nivel de ruido. Sin embargo, independiente­mente del trabajo aerodiná­mico, es la insonorización el secreto en este ítem. Ade­más, el motor es muy silen­cioso, tanto es así que, des­de el interior, como parado al lado del capó, apenas se lo escucha.

En lo funcional, el casco dis­pone de grandes superficies vidriadas que permiten al conductor dominar un com­pleto panorama del entorno, aunque la caída de la trompa obliga a usar la intuición en el momento de hacer manio­bras ajustadas: no dispone de sensor de estacionamien­to delantero.

Los faros delanteros y trase­ros, alargados, la parrilla cro­mada y las enormes llantas de aleación de 18", coronan con brillo el atractivo diseño que, no obstante, dispone de un despeje más bajo que el de sus competidores: las sa­lidas off-road se verán limita­das por este cota.

Confort(4 estrellas)
butaca baul nissan muranodetalles llanta nissan muranoLa habitabilidad es otra de las cualidades de este mo­delo. Dispone de espacio suficiente para que cinco adultos viajen con comodi­dad, no solo porque el es­pacio disponible en las plazas traseras es adecuado, sino que por allí no se detecta la presencia, siempre molesta, del túnel de la transmisión. Adelante, los espacios son más generosos y sus ocupan­tes dispondrán de butacas con múltiples regulaciones eléctricas y con memoria. El conductor encontrará su mejor ubicación rápidamen­te gracias a esas regulaciones eléctricas que también apa­recen en la columna de dirección, y que pueden memorizarse. Desde su posición todos los controles, aunque la tecla que anula el control de estabilidad aparece al costado de la columna de dirección, junto con las que gobiernan otros elementos (respaldos traseros, apertura del tanque de combustible, etc.): no sólo es de acceso incomodo, sino que puede ser activada sin querer. Todo lo contrario sucede con el sistema de audio/información que, con una pantalla de 7", ofrece toda la infor­mación necesaria y es gober­nado por comandos grandes y de operación simple.

pantalla nissan muranoOtro de los elementos que, cuando el usuario se acos­tumbre, suma una cuota de comodidad, es la llave inte­ligente. No hace falta introducirla en la cerradura ni en un tambor para realizar las operaciones de ingreso en el auto o poner en marcha el motor. El conductor puede, por ejemplo, tenerla en el bolsillo, y una vez que el sistema la detecta, sólo tiene que presionar un pequeño interruptor instalado en el picaporte para abrir la puer­ta. Para cerrarla (trabarla) repite la operación pulsando ese diminuto botón. En cuanto al baúl, podría esperarse un poco más de un vehículo de este porte que no dispone de una ter­cera fila de asientos como algunos de sus competido­res. Admite 402 dm3 con los asientos en posición normal y el cobertor desplegado, pero hay que decir que, en alguna medida, la presencia de la rueda de auxilio (con llanta de aleación y neumá­tico de la misma medida que los otros cuatro) atenta con­tra esa capacidad.

Motor (4 estrellas)
Como ya dijimos, una de las cualidades más sorprenden­tes de este motor es su ba­jo nivel sonoro. Es muy sua­ve, incluso cuando va "em­pujando", asciende de régi­men progresivamente sin desesperarse.

interior tablero nissan muranoSe trata de un V6 de 3,5 litros y 260 CV de potencia que, asociado a una caja del tipo CVT (variador continuo) de segunda generación, logra mover los casi dos mil kilos del Murano con relativa agilidad. Alcanza una velocidad máxima de 200 km/h (cla­vados, según nuestra medi­ción) y acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos. Sin embargo, a pesar del exce­lente trabajo de la caja, el motor estira el régimen has­ta las 6.500 rpm durante un tiempo prolongado, motivo por el cual aumenta la rumorosidad y el consumo. En este rubro las medidas relevadas en esta prueba lo ubican como uno de los me­jores de su segmento: arro­jó un rendimiento promedio de 9,4 km/1.

Equipamiento (3 estrellas)
A primera vista la lista de elementos que conforman este rubro se advierte larga. Pero esto no evita que sea incompleta.

El interior del Murano está recorrido por muchos y va­riados dispositivos que me­joran la vida a bordo. Entre ellos, podemos destacar el climatizador automático bizona y con salidas traseras, luces de encendido automá­tico, retrovisores laterales plegables eléctricamente, lavafaros, alzacristales eléc­tricos (one touch sólo para el conductor), sistema de sonido/DVD, Bose, con 11 parlantes (incluyendo dos subwoofers) y dos pantallas: una ubicada en el torpedo (compartida con la compu­tadora de a bordo) y otra, para los ocupantes de las plazas traseras, instalada en el techo y retráctil.

detalles nissan muranoEste equipo utiliza reproduc­tores independientes, es decir que es posible que mientras los pasajeros de atrás viajan mirando una pe­lícula, los de adelante escu­chen un CD. Además, viene con auriculares inalámbricos y control remoto. Esa pantalla del torpedo es la que utiliza el sistema Rear View Camera: la imagen muestra los parámetros seg­mentados en tres colores (verde, amarillo y rojo), y un paralelogramo que represen­ta el contorno del vehículo y se mueve conforme gira la dirección.

Sin embargo, no aparecen, sensor de estacionamiento delantero, techo solar y Bluetooth, entre otros elementos. Si lo comparamos con algunos de sus rivales, podemos agregar en la lista de faltantes: re­lación de Baja, pedales regu­lables eléctricamente y suspen­sión regulable.

Dirección (4 estrellas)
El comportamiento dinámico de la Murano es satisfactorio con una suspensión blanda que privilegia el confort. Por eso, eventualmente, pueden manifestarse algunos balan­ceos de la carrocería cuando se avanzan curvas rápidas y cerradas.

interior nissan muranoPuede criticarse que, en oca­siones, aparecen rebotes del tren posterior que lo vuelve áspero, aunque esto no aten­ta contra el confort general. La dirección, a cargo de un volante multifunción "flaco", forrado con cuero, responde correctamente a las órdenes del piloto, con una asistencia adecuada que permite con­trolar el vehículo con facilidad en cualquier situación de circulación. La columna de dirección puede regularse en altura y profundidad a través de un sistema eléctri­co que actúa rápidamente.

Transmisión ( 4 estrellas  y 1/2)
luces frente parrilla nissan muranoLa caja CVT de segunda ge­neración es realmente una maravilla. Se trata de un sis­tema de variador continuo que, para este modelo, está segmentado en seis mar­chas. Sin embargo, este escalonamiento es casi ane­cdótico, ya que el sistema se encarga de elegir la mejor relación para cada situación de marcha. Por ejemplo, pa­ra alcanzar la velocidad máxi­ma (200 km/h), al pisar el acelerador a fondo, el motor asciende rápidamente de revoluciones hasta alcanzar el régimen máximo (6.500 vueltas). Una vez logrado ese cometido, la caja interpreta que la idea es circular a esa velocidad y, entonces, empieza a bajar el régimen: es impresionante ver cómo as­ciende la velocidad al tiempo que bajan las rpm. La selectora ofrece una po­sición para pasar los cambios en forma secuencial. Para hacer sobrepasos, se puede elegir hacer un rebaje mo­viendo la selectora hacia el signo menos, o ubicándola en la posición Drive para regresarla inmediatamente a la corredera del secuencial: el motor se dispara. Este modelo equipa control de estabilidad (VDC) y el sistemas de tracción inteli­gente All Mode 4x4i (reparte el torque según la condición de adherencia entre las rue­das y el suelo) con una op­ción de bloqueo que divide el poder de tracción entre el eje delantero y el posterior en partes iguales. No dispone de baja, motivo por el cual su incursión en el off-road está limitada. Tampoco ofrece un sistema de control de ascen­so y descenso de pendientes (HSA/HDC), equipos que sí aparecen en la lista de algu­nos de sus competidores y en la de su hermano menor, el X-Trail.

Seguridad (4 estrellas)
lo mejor lo peor nissan muranoVarios elementos velan por la seguridad de los ocupan­tes. Por ejemplo, se destacan los seis air bags (no trae de rodilla), cierre centralizado con comando a distancia, cinco cinturones inerciales y cinco apoyacabezas (los de­lanteros activos) y anclajes ISOFIX para sillas infantiles. También ofrece faros de xe­nón, antinieblas, y el ya men­cionado VDC.

llanta auxilio nissan muranoEl sistema de frenos está a cargo de un equipo dé cuatro discos ventilados comple­mentados por ABS, BA (Asis­tente de frenado de emer­gencia) y EBD (Distribuidor ae la fuerza de frenado). Con esa configuración, el sistema de frenos logra detener por completo las casi dos tonela­das de este vehículo en me­nos de 60 metros cuando llega lanzado a 120 km/h. El pedal responde con precisión, otorgando una clara sensa­ción de seguridad. Sólo po­demos criticar que, luego de algunas pruebas, las pastillas acusaron recibo del esfuerzo a través de desagradables chillidos.
ficha tecninca precio consumo potencia motor nissan murano 


Precio(3 estrellas)
 El precio del Nissan Murano es similar al de sus compe­tidores. La única versión que se comercializa en la Argen­tina vale 63.000 dólares y, como todos los modelos de la marca, dispone de una excelente garantía de tres años o cien mil kilómetros. Sin embargo, aparece un mo­delo que logra hacerle som­bra: el Kia Mohave. Con tres filas de asientos, motor más potente (275 CV) y equipa­miento similar, vale 58.300 dólares y tiene una garantía de cinco años.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...