¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Kia Sorento 2.5 CDRi TGV

 Publicado en Revista Parabrisas, N°343 - Mayo 2007

Prueba Kia Sorento 2.5 CDRi TGV
prueba test review Kia Sorento 2.5 CRDi TGV
Más aire, mas vida


TEST. La incorporación de un Turbo de Geometría Variable, con el cual la versión Diésel suma 30 caballos para alcanzar una potencia de 170, aparece como un respiro para el modelo, que necesitaba una bocanada de aire.


A decir por los patenta­mientos, que reflejan menor impulso del modelo en el arranque del año, respecto de períodos an­teriores, la nueva motoriza­ción del Sorento aparece co­mo una importante bocanada de aire. En este sentido, los 30 caballos que agrega el propul­sor Diesel, deben interpretar­se como la posibilidad de ju­gar de igual a igual con sus competidores antes que co­mo un agregado de potencia. Sorento, hasta ahora, estaba rezagado en materia de pres­taciones frente a su reciente competidor Hyundai Santa Fe y a otros dos históricos, Toyo­ta Hilux SW4 y Jeep Cherokee. La tropilla más numerosa obli­ga a barajar y dar de nuevo.

Diseño (3 estrellas y 1/2)
lateral Kia Sorento 2.5 CRDi TGVRespecto de la versión con motor de 6 cilindros en V, que Parabrisas publicó en enero de 2005, las modificaciones externas son sutiles, tanto que hay que recurrir al archivo pa­ra chequear que existen. La parrilla tiene dos rayos en lu­gar de uno y las molduras de los paragolpes son diferentes. Sin embargo, el diseño sigue vigente y está bien logrado desde sus comienzos. En el interior los cambios son más notorios. La percepción general es que se está en un ambiente más sobrio y hasta con mejor gusto. No cuenta esta versión con detalle símil madera y los comandos del estéreo y el climatizador son más modernos. Igualmente, desde el diseño interior, carga con cierta impersonalidad, manifiesta, entre otras piezas, en el tablero de instrumentos.

Confort (3 estrellas y 1/2)
torpedo interior Kia Sorento 2.5 CRDi TGVAdelante se viaja cómodo, espalda y piernas descansan bien en respaldo y cojín. La butaca del conductor tiene regulación eléctrica, no así la del acompañante. Atrás, las condiciones no son las mejores, por el lugar reduci­do para ubicar las piernas. El espacio de cargas alcanza como para acomodar las va­lijas de cuatro personas. Y el auxilio se esconde en este compartimiento, debajo de una tapa rígida.

Motor  (4 estrellas)

Motor Kia Sorento 2.5 CRDi TGVEn el propulsor de encuentra la principal novedad. La cilin­drada es igual y la inyección es la misma, directa y electróni­ca. El cambio radica en la in­corporación de un Turbo de Geometría Variable y presu­miblemente en "retoques" electrónicos. En términos sen­cillos podría decirse que el turbo de geometría variable se diferencia del convencio­nal porque los alabes (paletas) no están fijos, sino que varían su posición de acuerdo a la entrada del aire; a menor cau­dal, menor apertura y viceversa. La diferencia en el com­portamiento radica, princi­palmente, en las respuestas a bajas y altas revoluciones. Con estos elementos, el Sorento alcanzo una máxima de 177 km/h y acele­ró de O a 100 km/h en 12 se­gundos. Si bien los resultados no son brillantes, sí mejoraron notablemente respecto a la versión de 140 caballos.


Equipamiento (3 estrellas )
interior Kia Sorento 2.5 CRDi TGVEn materia de confort es bas­tante completo, aunque no así en seguridad activa (ver Segu­ridad). Tapizado de cuero, te­cho solar, climatizador con re­gulación independiente, aper­tura interna del baúl, espejos plegables electrónicamente y control de velocidad crucero se alistan como los elementos más destacables. El equipo de audio, por su parte, puede re­gularse desde el volante aun­que la falta de iluminación de estas teclas dificulta el mani­puleo durante la noche.

Suspensión (2 estrellas  y 1/2)
Atras Kia Sorento 2.5 CRDi TGV
Decíamos que la suspensión es blanda, lo cual representa una cualidad para la ciudad; el andar se torna sumamente confortable. Pero al salir a la ruta, esa cualidad se convier­te en una desventaja, porque se transmiten a la carrocería todas las irregularidades del terreno, y la marcha resulta en un bamboleo permanente. La trompa cabecea y la carro­cería se mueve de lado. Ni pensar en agarrar una cortada de tierra, cuando el golpe se­co en el tren delantero atesti­gua la flaccidez del equipo de suspensión. Por otra parte, el recorrido de los amortigua­dores es muy corto. Un con­trol electrónico de estabili­dad favorecería la tenida del vehículo en las curvas. De igual forma, la suspensión se muestra con mucha asisten­cia, arriba de los 120 km/h.

Transmisión (3 estrellas)
llanta detalles Kia Sorento 2.5 CRDi TGVtablero cambios Kia Sorento 2.5 CRDi TGVCinco velocidades se suce­den en una caja automática de respuestas lentas y reco­rridos largos. Además de las funciones convencionales, cuenta con el modo pseudo secuencial, que se complementa con un indicador de marcha en el tablero. Este modo tiene la ventaja de que, por ejemplo, la primera no se pasa automáticamente a la segunda por más vueltas que levante el motor. El bloqueo de la marcha resulta indis­pensable para la conducción fuera de ruta.

El reparto de la fuerza varía entre los ejes, según el patinamiento de las ruedas. La función Auto puede pasarse a Low, para reducir la rela­ción de marchas. En esta función, bloquea el reparto de fuerza entre los trenes de rodaje.

Seguridad (3 estrellas)
ficha tecnica especificaciones consumo precio usado Kia Sorento 2.5 CRDi TGVEl aspecto pasivo está bien cuidado gracias a la incorpo­ración de airbags laterales los cuales se suman a los fronta­les que ya disponía la versión anterior. En lo referente al costado activo, la respuesta de frenado en muy buena, gracias al trabajo conjunto entre los discos en las cuatro ruedas y la asistencia de ABS. Carece esta versión de un control de estabilidad que , considerando cuán blanda es la suspensión, sería muy útil para manejar en la ruta.

Precio (3 estrellas)
En las listas oficiales, aparece como el más costoso de su segmento. Frente a sus rivales más directos (Hyundai Santa Fe y Toyota Hilux SW4), la di­ferencia no es importante. El potencial comprador en­cuentra en estos tres produc­tos, diferencias sustanciales. Según la necesidad, puede decidirse por uno u otro, sin que el precio sea el factor de­terminante.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...