¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Chevrolet Zafira GLS 2004

                                                                                          Publicado en Revista Auto Test, N°165 - Julio 2004

Prueba Chevrolet Zafira GLS 2004
test prueba chevrolet zafira gls
Un poco de cosmética



El monovolumen de GMA recibió un leve rediseño que afecta sobre todo su imagen frontal, ahora más "arrimada" a la del Astra. También trae un par de mejoras a nivel de equipamiento de confort. Maneja­mos la versión GLS de 136 CV.



En el mercado local conviven tres monovolúmenes derivados de berlinas del segmento C (medianos compactos). Se trata de la Zafira (deri­va del Astra), la Scénic (Mégane) y la Pi­casso (Xsara). En el caso del Citroen, es­te mes se presenta la nueva versión 2.0 con 138 CV (hasta ahora sólo tenía 118) en tanto Renault dotó su longevo mode­lo de caja automática y mejoras de equipamiento. Chevrolet no se quedó atrás y presentó la nueva serie 2004 de la Za­fira, que muestra un leve rediseño que sigue los lineamientos estéticos del As­tra (renovado a fines de 2002).

mejor peor chevrolet zafira glsfrente parrilla trompa chevrolet zafira glsLos cambios se dan en la trompa, con la adopción de nuevas ópticas, parrilla con insertos metálicos y un paragolpes más agresivo lanzado hacia delante, ten­dencia de casi todos los Chevrolet mo­dernos. Además, la grilla inferior continúa la línea de la parrilla, formando una abertura de importantes dimensiones. En su vista la­teral sólo se destacan las llantas de aleación de nuevo diseño, ahora con un diámetro de 16 pul­gadas. Con un remate trasero que no muestra alteraciones estéticas, el resultado final del conjunto es positivo, renovando un modelo de por sí clásico en sus líneas, con estilo alemán pero con una pizca de americano.

Más categoría
tablero interior chevrolet zafira glsFuncionalmente el habitáculo no ha recibido modificaciones pero sí se ve mejor, más sun­tuoso por la adopción del tapizado de cuero en esta versión GLS full, aunque continúa mostran­do algunos plásticos de calidad mejorable. Además se benefició con algunas mejoras de equipamiento tales como el climatizador auto­mático, muy similar al del Astra, de acciona­miento simple y funcionamiento eficiente. Ade­más, ahora la butaca del conductor incorpo­ra un práctico apoyabrazos retráctil -que su­ma comodidad sobre todo en trayectos ruteros- y mesitas plegables en los respaldos delanteros al estilo Scénic y Picasso.

baul chevrolet zafira glsCon la misma cantidad de información y el complemento del ordenador de a bordo, el instrumental es de nuevo diseño, similar al del Astra. Tiene una apariencia más formal, carac­teres legibles, cuadrantes con fondo blanco en­marcados en anillos metálicos e impecable iluminación nocturna. El resto de los comandos permanece en su lugar, ubicados al alcance de las manos del conductor, aunque en este sen­tido criticamos lo alejado que está el selector de cambios. De todos modos, la posición de manejo es correcta, la mejor del segmento, con volante de doble regulación y butaca que se ajusta en altura. Lo único que puede llegar a molestarnos es la interferencia visual del pa­rante delantero, especialmente a la hora de cru­zar esquinas, donde necesitamos el ángulo 3/4 delantero despejado. 

interior torpedo atras chevrolet zafira glslugar atras plazas traseras chevrolet zafira glsPor sus dimensiones, la Zafira ofrece un habitáculo cómodo y espacioso tanto adelante como atrás, con un asiento que se puede co­rrer longitudinalmente y plegarse para aumen­tar el espacio de equipaje, que en condiciones normales es de generosos 600 litros. Una de las características que distinguen a la Zafira de otros monovolúmenes es el sistema Flex 7, que aporta dos butacas traseras adicionales que se pueden ocultar bajo el piso cuando no se usan sin dejar rastro alguno. En suma, es un familiar pensado y preparado para alojar a cinco adultos y dos niños con total comodidad.

Carácter familiar
equipamiento abs dvd chevrolet zafira gls
Una vez en marcha, nos propone un agrada­ble andar en las calles de la ciudad o caminos en mal estado (donde hace gala de un tren de­lantero robusto), con un "copiado" suave de las imperfecciones del piso, aun con los nuevos neumáticos de perfil 55 y con un mullido de asientos tirando a durito. Es en el tránsito don­de se aprecia una buena insonorización pero cuando el motor alcanza regímenes de giro su­periores no oculta sus decibeles.

interior chevrolet zafira glsAl tomar la deja en claro su carácter familiar, con reacciones que se adaptan mejor a un ma­nejo suave que agresivo, con inclinaciones en curvas producto de un conjunto de suspensio­nes pensadas para el confort. De todas mane­ras está bien apoyada al piso y transmite se­guridad en el manejo, aunque el sistema de di­rección es un poco lento.

A diferencia de otras Zafira evaluadas ante­riormente, notamos en esta un mejor desem­peño de los frenos como también del ABS, complementado por un distribuidor de pre­sión que mantiene la línea en las frenadas.Sólo mejoraríamos el tacto del pedal, con ex­cesivo recorrido y dificultosa dosificación.

puertas perfil chevrolet zafira glsficha tecnica motor suspension caja llanta consumo chevrolet zafira glsAún sin motor Diesel disponible, el propulsor que equipa a la Zafira GLS es el conocido naftero de 2 litros con 16 válvulas que eroga 136 CV, potencia que le permite obtener bue­nas aceleraciones a pesar de sus más de 1.400 kilos, como es la marca de 11,2 segun­dos para llegar a 100 km/h. Suave pero poco progresivo, el punto flaco de este motor es su respuesta a bajo régimen, algo que se dedu­ce también en los papeles ya que el torque má­ximo declarado lo expresa recién a las 4.000 rpm. Las relaciones de caja algo largas tam­poco lo benefician en este sentido. Hechas las cuentas, el nuevo rodado de 16 pulgadas no alteró la relación final ya que el perfil de los neumáticos es un poco más bajo.

En nuestras pruebas registró una máxima de 190 km/h, velocidad más que respetable para un vehículo familiar de sus características. Pe­ro los brillos terminan donde comienza el con­sumo, con valores bastante elevados sobre to­do en el tránsito urbano, donde roza los 13 litros cada 100 kilómetros recorridos.

Buena relación
Antes de pasar al precio, repasemos el equi­pamiento disponible. Como accesorios de serie ofrece climatizador automático, accionamiento eléctrico de las cuatro ventanillas y espejos, te­cho corredizo y radio con CD entre los más im­portantes. Y en materia de seguridad es la más equipada del segmento al incorporar airbags laterales delanteros en esta nueva serie.
Porton y baul chevrolet zafira gls 
La lista de precios de GM anuncia 56.550 pe­sos para esta versión GLS full (la equipada con sistema reproductor de DVD asciende a 61.250), un valor coherente para los montos que se ma­nejan hoy en nuestro mercado. Sus rivales son más baratos -Scénic Privilége manual a 54.300 pesos y Picasso Exclusive a 52.900- pero tienen sólo cinco plazas, equipamiento inferior y en el caso del Citroen, 18 CV menos. Teniendo en cuenta sus siete plazas (o cinco más dos de emergencia) y el completo equipamiento, la re­lación precio-producto es de lo mejor. Lástima la garantía oficial, de sólo un año o 20.000 km. 

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...