¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Chevrolet S-10 Limited 4x4

  Publicado en Revista Parabrisas, N°291 - Enero 2003


Prueba Chevrolet S-10 Limited 4x4 
Prueba Chevrolet S-10 Limited
Un lujo para el campo


Es cómoda, rendidora y carga una tonelada. Esta versión Limited agrega butacas de cuero, y estribos y barra cromados. En cuanto al off-road, mantiene las limitaciones de siempre.


4x4 derrape Chevrolet S-10 LimitedSe sabe, las picks-ups fueron concebidas como vehículos de trabajo; aunque en los últimos años se fueron transformando como otra opción válida dentro del segmento de los 4x4. La doble cabina, que no era común en este tipo de vehículos en los años ochenta, también provocó un cambio en los usos y costumbres de los clientes, respondiendo al pedido de aquellos que necesitan un vehículo para disfrutar también de las horas . Con estos nuevos parámetros, la oferta se amplió considerablemente en los últimos años con una muy buena cantidad de modelos doble cabina y doble tracción que, por su nivel de equipamiento y confort, apuntan más al publico que practica travesías que a los peones de campo. A casi dos años del lanzamiento de la S-10, Chevrolet lanzó la versión  Limited. Y esta nueva generación resulta mucho mas lógica y hasta racional : en un mismo vehículo se conjugan las aptitudes de un off-road, el confort te un auto y la capacidad de carga de un utilitario.

Cambios estéticos
Puerta Chevrolet S-10 Limited
interior butacas Chevrolet S-10 Limited Las modificaciones en esta nueva versión se resumen en cambios que mejoraron la fachada de la camioneta y en algunos elementos para el confort de los ocupantes ( para reforzar aquel conecto del automóvil). En su aspecto exte­rior incorporó estribos laterales cromados -un accesorio de rigor en estas versiones limitadas 
pero poco funcional, ya que con­tribuyen muy poco al ascenso a la cabina y, por el contrario, ayudan mucho para ensuciar los pantalones-, barra antivuelco también cromada, cobertor de caja, neumáticos de mayor 
medida y colores exclusivos negro Liszt y plata Escuna (el utilizado por Parabrisas). El resto se man­tiene sin modificaciones con relación a las otras versiones de la gama.

Motor muy rendidor
lateral optica Chevrolet S-10 LimitedEn el momento de su lanza­miento -a principios del 2001- el motor de la S-10 se presenta­ba como el más potente de su clase. Luego fue desplazado del podio por el Power Stroke TGV de la Ranger. Pero el MWM sigue siendo muy poderoso y es uno de los más potentes del segmento, superado ape­nas por tres ca­ballos por el modelo de Ford.

Los 132 caba­llos combinados con buenas re­laciones de caja hacen de la S-10 una pick-up muy dúctil a la hora de manejarla en ciudad y en ru­ta. Resulta muy veloz, ya que al­canza los 170 km/h de velocidad máxima a un régimen de 3.800 revoluciones, y acelera de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos. Por otra parte, también tiene buen torque (34 kgm) y a muy bajas vueltas, lo que la convierte en una pick-up con buen desarrollo en la elasticidad: necesita sólo 12 segundos para ir de 80 a 120 km/h en cuarta, y cinco segun­dos más para hacerlo en quinta velocidad.
levanta cristales teclas Chevrolet S-10 Limited 
El consumo de este cuatro ci­lindros de 2.8 litros de desplaza­miento se ubica dentro de los parámetros normales: 11,6 li­tros cada cien kilómetros de promedio, cifra que podría ubicarse en los 10,5 litros a 100 km/h en ruta, o subir considera­blemente si se va a fondo (hasta los 15 l/100 km).

El detalle más criticable del comportamiento del MWM es el nivel de sonoridad y de vibraciones, sobre todo cuando regu­la, y al superar las 2.500 vueltas.

Comportamiento
capacidad carga caja Chevrolet S-10 Limited Este es, sin dudas, el punto más crítico del análisis de la S-10. En principio, habría que decir que la primera sensación que se tiene al conducirla es que cuenta con mejores aptitudes para el asfalto que para el off-road. Ya se habló de las bondades de su motor de 132 caballos, que facilita cualquier tipo de maniobra en ruta o en ciudad y emula el andar de un vehículo (de no ser por el ruido y la vibración). Además, la gran distancia entre ejes que presenta la S-10 también beneficia el confort de marcha sobre el asfalto. Sin embargo, esta misma característica le juega en contra cuando se sale del camino, haciendo que el ángulo ventral sea más reducido, lo que provoca indefectiblemente el toque de la panza en las salidas de las trepadas.

Caja carga Chevrolet S-10 LimitedOtro aspecto que condiciona su andar off-road es el reducido despeje del piso (limitado aún más en esta versión por la pre­sencia de los estribos laterales), producto de un chasis muy bajo, lo que también complica su ca­pacidad para sortear obstáculos. Finalmente, el escaso recorrido de la suspensión trasera hace que alguna de las ruedas quede colgada, en un estado de difícil solución, ya que el diferencial no corrige con éxito la pérdida de tracción.

consola techo interior Chevrolet S-10 Limited
Si bien presenta un confort de marcha atípico en este tipo de vehículos, el excesivo mullido de las suspensiones termina por molestar al conductor; en gene­ral, se generan balanceos muy acentuados en la carrocería, ya sea en la aceleración, al tomar curvas pronunciadas o en terre­nos irregulares, provocando incluso pérdida de adherencia.

La dirección tiene un punto de asistencia muy cómodo, pero todavía es una materia pendien­te la capacidad de giro: los 14 metros de diámetro son limita­dos tanto para maniobras de estacionamiento como para eva­dir obstáculos en el manejo off- road, donde a veces es necesario hacer unos metros marcha atrás para poder encarar un sendero.

Transmisión y caja
barro agua todo terreno Chevrolet S-10 LimitedLa selectora de marchas tiene recorridos suaves y precisos, y las relaciones están muy bien escalonadas. El esquema de tracción se mantiene en el eje trasero con la opción de conec­tar la doble de manera electró­nica por medio de un comando de botones en la consola.

Como en todos los 4x4, la doble se puede conec­tar en movi­miento, pero el mecanismo es electrónico y, para evitar cual­quier accidente, si se presiona el botón circulan­do a más veloci­dad que la per­mitida, la doble no se conecta. Lo mismo sucede con la 4x4 de Baja: si el vehículo no está dete­nido, el cambio no se realiza. La caja reductora es eficaz: las limitaciones del vehículo se re­velan en otros componentes.

Seguridad
Tablero, torpedo, interior Chevrolet S-10 LimitedEsta versión Limited incorpo­ra frenos ABS en ambos ejes. Se solucionó así la tendencia al bloqueo del tren delantero, pero sigue sin convencer la respuesta ante las frenadas exigidas, en parte porque las distancias de frenado se alargaron con el ABS en las cuatro rue­das, y también a causa de la "espon­josidad" de las suspensiones.

El otro elemen­to de seguridad incorporado son los airbags delan­teros para con­ductor y acompa­ñante. El resto (luces antiniebla, alarma e inmovilizador de mo­tor), ya estaban vigentes en las otras versiones de la gama.

Interior y equipamiento
motor, consumo, test, suspension, turbo, 4x4 ,Chevrolet S-10 Limited En este punto se puede afirmar que la S-10 hace punta dentro de su franja. Esta versión Limi­ted agregó asientos y volante ta­pizados en cuero y un inédito (para el segmento) regulador eléctrico de la butaca del    conductor. Además, tiene levanta- vidrios eléctricos en las cuatro puertas, espejos externos eléc­tricos, cierre centralizado con comando a distancia, estéreo con reproductor de CD y volante regulable en altu­ra como princi­pales elementos de confort. Sin embargo, las bu­tacas no son tan cómodas como parecen, ya que prácticamente no ofrecen sujeción lateral.
Espacio atras Chevrolet S-10 Limited 
La habitabilidad delantera es muy buena; atrás, presenta los problemas comunes a todas las pick-ups: el cojín es bajo, el piso muy alto y el respaldo muy vertical.

En cuanto al instrumental, es muy completo. A los instru­mentos tradicionales se le agre­gan presión de aceite y alterna­dor. El velocímetro es muy pre­ciso (apenas un 2% de error), y falta en el tablero una luz testi­go que advierta que la doble tracción está conectada.

Hay una buena cantidad de lugares porta objetos, como la práctica gaveta que está detrás de la selectora y que sirve, ade­más, de apoyabrazos.

Garantía extendida
jaula anti vuelco Chevrolet S-10 LimitedEsta versión presenta dos ven­tajas considerables frente a la probada por Parabrisas en mar­zo del 2001. En primer lugar, el año de garantía o los 20.000 ki­lómetros fueron extendidos a tres años ó 100.000 kilómetros (lo que se cumpla primero). En segundo término, la ventaja adicional se presenta como una promoción muy tentadora para el agro argentino, ya que se pue­de comprar una S-10 con cerea­les, una opción que ofrecen otras marcas como Ford y Toyo­ta, y que impulsó la venta de ve­hículos dentro del segmento: este año la venta de pick-ups mide size representa el 12% del mercado, mientras que en el 2001 sólo alcanzaban el 9,9% de la torta.

Agradecimiento: Establecimiento El Candil, San Miguel del Monte, Buenos Aires.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...