¿No encontrás tu auto? Usá el buscador de Pruebas :

Prueba Volkswagen Passat Variant 2.0 FSI Luxury

Publicado en Revista A Todo Motor, N°108 - Octubre 2006
 
Prueba Volkswagen Passat Variant 2.0 FSI Luxury
prueba test vw passat variant 2.0 fsi revista a todo motor
Parientes cercanos 

Desde Alemania ha llegado un nuevo producto a nuestras tierras, tal como lo hicieran los inmigrantes que fundaron, hace ochenta años, Villa General Belgrano. Hasta allí nos fuimos a probar esta rural, junto a sus coterráneos.

prueba passat variant cordoba villa general belgranoLa renovación de la línea Passat, el buque insignia de la marca alemana, en la Argentina no  había sido total. Las nuevas versiones, importa­das desde el viejo continente, comprendían sólo la opción del sedán. La incorporación del Variant completa totalmente la línea, a la que ahora se le suman un motor V6 y la tracción integral, conoci­da como 4Motion, aunque estos, por ahora, son para el sedán, no para la rural.

Es un auto enorme, mostrando un gran creci­miento con respecto a su antecesor. Prueba de esto son sus casi 4,8 metros de longitud, que se notan viéndolo de perfil. La trompa respeta fiel­mente el estilo del sedán, con una gran parrilla cromada y ópticas más alargadas.

foto cola porton vw passat variant 2.0 fsiEl lateral se ve chato, pero esto es una impresión que causa su tremendo largo. Da la sensación de tener mucho despeje del suelo, en parte por ese "espejismo" mencionado. Pero de hecho se lo ha elevado, respecto de la versión alemana, para soportar el pésimo estado de los caminos sudamericanos. Esta solución, simple, provocará, como veremos, un sonido recurrente cada vez que la suspensión se acerque a su tope expansivo.

La cola, que es la novedad real, es de lo mejor que se ha visto en el segmento. Generalmente no se logran buenas soluciones cuando se pien­sa en una rural, partiendo de la plataforma de un sedán. Si lo examinamos detenidamente, encon­traremos muchas semejanzas con la parte trase­ra del Suran, que tanto elogiáramos en estas páginas. Las ópticas traseras son iluminadas por leds, que le dan un aspecto de auto Premium muy destacable. Por medio de un pesado portón podemos acceder al baúl, que ha crecido enor­memente, llegando a una capacidad de carga de 603 litros y que puede llegar a aumentar hasta 1.700 con los asientos rebatidos.
foto costado perfil vw passat variant 2.0 fsi
El interior mantiene esta sensación de amplitud aún mayor que la de su antecesor. Aquí encontraremos algunos aspectos pequeños, pero lla­mativos, en los que probablemente este nuevo Passat haya dado un paso atrás.

En un vehículo de estas características podemos perfectamente pedir algunos elementos de equipamiento, como la regulación eléctrica total de las butacas (sólo disponible para el respaldo y apoyo lumbar) y del volante. Otras ausencias lla­mativas son las de un espejo retrovisor monocromo o los faros de xenón delanteros.

Para terminar con las críticas, podemos citar las gavetas portaobjetos delanteras, a las que es casi imposible acceder, por su diseño, profundi­dad y por la intromisión de los apoyabrazos. Son pequeños detalles, pero que pueden sumar a la hora de hacer una inversión como la que requie­re la compra de este Passat Variant. La posición de manejo es muy buena, con amplia visibilidad hacia delante y en diagonal. Está un poco comprometida la visión lateral, debido a que la superficie vidriada, que no es muy amplia. La ergonomía es casi perfecta, teniendo todos los instrumentos muy a mano y diseñados en materiales agradables al tacto.
interior vw passat variant luxuryEl equipo de audio cuenta con reproductor de CD y lector de MP3. Es muy destacable la presencia de perillas para seleccionar el dial y el volumen, algo que otros autos han abandonado pero que es infinitamente más simple de operar.

El acondicionador de aire tiene regulación dual, con difusores en las plazas traseras. La respues­ta es inmediata, lo que pudimos comprobar en los cambiantes climas de la sierra cordobesa.
interior trasero vw passat variant luxury anclajes isofix
El sector posterior, por último, es muy conforta­ble, ya que se ha aprovechado al máximo todo el espacio que brinda la enorme plataforma utiliza­da. Del cojín emergen dos pequeños asientos (elevándolo fácilmente) que, combinados con un par de apoyacabezas suplementarios, se transforman en asientos para chicos que pesen entre 18 y 36 kilos.

Cargamos las valijas, pusimos el GPS en marcha y arrancamos hacia Córdoba, rumbo a la lindísi­ma ciudad de Villa General Belgrano.

Entre ruta y "lomos"
Tuvimos la oportunidad de probar ahora la ver­sión naftera, de dos litros de cilindrada, denominada FSI. Ponemos en marcha el motor, introdu­ciendo una llave tipo tarjeta, que hay que presio­naría una vez para poner el contacto, y la segun­da para darle arranque.

La insonorización es perfecta y rara vez notare­mos en el habitáculo que el impulsor está funcionando. Salimos a la ruta, comenzando nuestro primer día de pruebas, que constaba de unos 800 kilómetros (ver "Diario de viaje").

foto passat variant prueba vw cordobaEl andar es el punto más destacable de esta ver­sión rural del Passat. La enorme distancia entre ejes, que es igual que la del sedán, le proporcio­na una estabilidad notable. Con un motor que no suena, da la sensación de estar viajando sobre una nube.

La suspensión no es precisamente blanda, pero está bien configurada. Es por esa razón que la Variant tiene buena capacidad de doblar exigido en las curvas, sin generar malas sensaciones. La caja es automática, de tipo "Tiptronic" y de seis marchas. Las relaciones no son tan largas, excepto en el caso de la sexta, que es una real sobremarcha. Es que el motor encuentra su máximo torque (200 Nm.) a las 3.500 r.p.m.

En ruta tiene una muy buena capacidad de sobrepaso. Cuando aceleramos, busca una cuar­ta marcha, para poner al impulsor en un régimen adecuado, luego pone quinta y ahí se queda por mucho tiempo, hasta alcanzar su velocidad máxi­ma (204 km/h). Luego de esto, pone sexta y reduce radicalmente el régimen de trabajo del motor. Si hablamos de la aceleración, tenemos que destacar que demora sólo 10,09 segundos para llegar a los 100 km/h, con partida detenida.

El consumo obtenido fue bueno, producto de que la cilindrada es pequeña, tal vez demasiado para este tamaño de carrocería. A 130 km/h la Passat Variant fue capaz de recorrer hasta 10,3 kilómetros con cada  litro de combustible, mientras que ascendió a 14,9 km/l cuando "levantamos" hasta los 100. Se nos hacía la noche y estábamos llegando a destino. Luego de sortear los miles de lomos de burro que se han dispuesto en las rutas cordo­besas, entramos en el Valle de Calamuchita, rumbo a Villa General Belgrano, donde comen­zaríamos nuestro segundo día de pruebas.

Un gigante enjaulado
foto parrila opticas frente vw passat variant luxury xenonUna ciudad turística, creada hace ochenta años por inmigrantes alemanes, fue el escenario ideal para probar este producto importado desde la misma región de la que llegaron los fundadores de la "villa de la cerveza".

Recorriendo las pintorescas calles nos encontra­mos con una muy buena performance de este Passat, que penaliza, sin embargo, por el tamaño de su carrocería. La dirección está muy correctamente asistida y cuenta con un muy buen diámetro de giro. Sin embargo, y conti­nuando con los reclamos de equipamiento, no le vendría nada mal tener sensores de ayuda de estacionamiento, siendo que es un ítem que sí poseen sus competidores.

El andar siguió siendo muy sereno, notando un gran funcionamiento en la caja de cambios. Sí bien no cuenta con la muy alabada modalidad DSG (caja que trabaja con dos embragues), que sí equipa a la versión diesel, el patinamiento entre cambios es leve. Inclusive, cuando coloca­mos la marcha atrás, por ejemplo, para estacio­nar, no sentimos el clásico golpe de acople entre la caja y el disco de embrague, típico de los sis­temas automáticos.
motor interior vw passat variant 2.0 fsi luxury
Seguimos recorriendo el valle, llegándonos luego hasta Santa Rosa de Calamuchita, un lugar tradicionalmente visitado por el Rally Mundial. Allí encontramos caminos empedrados muy pintorescos y hasta un puente sumergido bajo el río que bordea la ciudad. En terrenos desparejos como ésos notamos algo de ruido en él tren delantero, cosa que ya habíamos señalado cuan­do probamos el Passat sedán.

Se terminaba el segundo día y luego del infaltable "locro pulzudo", tan característico de la región, volvimos hacia Villa General Belgrano. Allí nos alojamos en el hotel Berna, que debe su nombre a la ciudad suiza desde donde llegó su dueño, Agustín Stahli, quien se mostró muy atra­ído por este nuevo producto de Volkswagen. Nos esperaba el día más lindo, con un clima de vera­no y el marco de las sierras cordobesas.

A orillas del lago
paisaje lago dique los molinos prueba passat variant 2.0 fsiDique Los Molinos ya tiene nombre propio. Por ese camino de montaña, prolijamente asfaltado, hace cuarenta años los cordobeses se deleitaban con el paso de los Grandes Premios de Turismo, como el que reflejamos en esta misma edición. Hasta allí llegamos, viajando unos 15 kilómetros y ascendiendo hasta los 820 metros de altura. Si bien ya habíamos probado al Passat en cami­nos ruteros, la sierra, las trepadas y las curvas cerradas eran un nuevo desafío. El auto viajó muy bien apoyado y dobló sin ningún tipo de proble­mas. La caja de cambios siguió sorprendiéndo­nos, pudiendo elegir el modo manual para ir fre­nando con el motor en las bajadas pronunciadas. Un detalle no menor es la presencia del freno de mano electrónico, que se acciona mediante una tecla. Es un avance importante, aunque cuesta un poco acostumbrarse a operarlo. En este sen­tido, es también muy destacable la posibilidad de mantener frenado el auto mediante otra tecla, denominada "auto hold", inclusive cuando la palanca de cambios se encuentra en "directa". Esto hace que no tengamos que estar constan­temente pisando el freno a la espera de que, por ejemplo, cambie de color la luz del semáforo. Ambos implementos son útiles en los caminos montañosos como el cordobés, si queremos, por ejemplo, detenernos a admirar la inmensidad del lago San Roque.

Precisamente hasta él llegamos, en el final de la prueba, ingresando en un camino de tierra. En esta condición se notaron algunos ruidos moles­tos en el habitáculo, pero ninguna intromisión de polvo. En defensa del Passat, debemos decir que no es el terreno habitual en el que el usuario típico lo hará circular.

Cayó el sol en la ciudad y nos metimos en uno de los miles de bares que se preparaban para recibir al gran turismo para el "Oktoberfest", que no es otra cosa que la "Fiesta Nacional de la Cerveza". Allí, con una "rubia artesanal" en el vaso, empe­zamos a sacar las conclusiones de la prueba.

Prueba superada
precio, motor, aceleracion, consumo, VW passat variant 2.0 fsi, equipamiento, luxuryLa línea Passat ha evolucionado, y el cambio se nota a la legua. El diseño es imponente y, particularmente en esta rural, las líneas de la cola son lo más destacable. La habitabilidad y el espacio interior se condicen con el tamaño de la carrocería. El andar y las prestaciones de este vehículo con el motor FSI son muy positivas, logrando valores de consumo muy buenos. A nuestro entender tiene algunos faltantes de equipamiento, como los que ya mencionamos, que no le quedarían nada mal a un modelo que se ha transformado en el líder de un segmento en el que el público demanda mucho estos detalles. El precio es de 126.412 pesos, IVA incluido. Si bien no es alcanzable para todos, está muy bien posicionado respecto de la competencia. Y a sus parientes cercanos, en Villa General Belgrano, les gustó mucho.

Diario de viaje: Alemania, bien cerquita
vw passat variant prueba en villa general belgrano cordoba oktoberfest
Realizamos dos mil kilómetros a bordo de la Passat Variant, recorriendo una gran diversidad de caminos y paisajes. El siguiente es el detalle de nuestro escenario de pruebas.

Día 1: Buenos Aires-Villa General Belgrano
Distancia recorrida: 800 kilómetros
Terreno: rutas nacionales y provinciales

Para probar esta nueva Passat Variant nos fuimos hasta Villa General Belgrano, localidad ubicada en el Valle de Calamuchita, en la provincia de Córdoba, 88 kilómetros al sur de la capital provincial. Para llegar utilizamos un camino no tan habitual, viajan­do hasta Rosario (Santa Fe) por la Ruta 9. Allí nos desviamos a la izquierda, rumbo a Casilda, tomando por la Ruta 92. En ese punto, luego de un pequeño des­vío, entramos en la Ruta 6 hasta Embalse, muy cerca de Río III. Desde ahí, la Ruta 5 nos depositaría en nues­tro destino final.

Díá 2: Villa General Belgrano
Terreno: urbano
Ubicación por GPS:
Sur 31 grados 58.725 minutos
Oeste: 64 grados 33.601 minutos

Unos 750 kilómetros separan a Villa General Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires. Esta pintoresca ciudad fue fundada en la década de 1930 por familias alemanas que se alojaron en las márgenes del arroyo El Sauce. Allí llegaron luego otras colectividades, como las austríaca, suiza y húngara. Así se conformó una infraestructura que evoca el paisaje de aquella región de Europa Central.

Es un lugar pensado para el turismo todo el año, con infinidades de fiestas y celebraciones en tomo a los dos elementos claves que se han traído de aquellas culturas: el chocolate y la cerveza artesanal. Allí se realiza, por ejemplo, la "Fiesta Nacional de la Cerveza", celebrada en los primeros fines de semana de octubre.

Día 3 : Dique Los Molinos
Terreno: asfalto y ripio de montaña
Ubicación por GPS:
Sur 31 grados 49.196 minutos
Oeste: 64 grados 30.780 minutos

Más allá de ser el epicentro de los míticos Grandes Premio de Turismo, el espejo de agua del Dique Los Molinos es uno de los principales atractivos turísticos de Córdoba. Si bien vemos desde muy arriba el lago San Roque, encontramos diversos caminos que bajan hasta las márgenes del espejo de agua, apto para pesca. Allí recorrimos Villa Ciudad de América y Potrero de Garay, cruzando el río Los Espinillos por un puente muy llamativo. A 820 metros de altura, encontramos paradores, restoranes y zonas residenciales con una vista admirable.
¿Tiene un Concesionario y/o vende este auto? 
Publicite aquí: "Consiga este auto en ....."

Volver al HOME

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...